Inicio / Tres Cantos

“Si los grandes simios desaparecen, nosotros iremos detrás”

Pedro Pozas Terrados, naturalista, director ejecutivo del Proyecto Gran Simio y vecino de Tres Cantos, presentará su último libro Defensores de la Igualdad el miércoles 14 de mayo a las 19.30 horas en la biblioteca municipal Lope de Vega de la localidad. Pozas llevó el Proyecto Gran Simio al Congreso de los Diputados y ha puesto de manifiesto desde 1999 en España la situación y problemática de los grandes simios en su hábitat y los que se encuentran cautivos en zoológicos o circos. En NUEVA GUÍA preguntamos por la mejoras durante estos 15 años y sobre su futuro.
    • Rodrigo Domínguez
    • |
    • 11 de mayo de 2014

    ¿Cuáles son hoy los grandes problemas de los simios?

    Son múltiples y muy diversos, Desde el tráfico de especies, pasando por la deforestación aguda de las selvas tropicales, virus letales como el ébola que ya ha originado el exterminio de  poblaciones enteras de chimpancés y gorilas y de cientos de personas, hasta la explotación abusiva y sin sentido en la que se someten a los grandes simios encerrados en celdas, cautivos y en muchos lugares en condiciones deprimentes, siendo utilizados en espectáculos circenses dentro de zoológicos que sólo buscan la explotación comercial, sin ningún interés por el conservacionismo. No olvidemos que estos hermanos evolutivos (bonobos, chimpancés, gorilas y orangutanes), comparten con nosotros numerosas capacidades cognitivas, pertenecen a la misma familia de los homínidos y juntos compartimos también un mismo ancestro común.

     

    Si el gobierno no protege a estos animales, ¿quién lo hace?

    Ellos, los grandes simios, deben de vivir en su propio hábitat, en las selvas tropicales. Si los gobiernos del mundo tuvieran interés para que estas especies hermanadas a la nuestra vivieran en paz en su hábitat, no permitirían que las compañías madereras arrasaran como lo están haciendo todas las selvas tropicales con las graves consecuencias para el cambio climático. Ellos son los guardianes del último aliento de la Tierra, si ellos desaparecen, nosotros iremos detrás. La destrucción de las selvas origina que el sistema de vientos planetario cambie y con ello se aceleren procesos de calentamiento de los mares, alteraciones de las corrientes, terremotos, inundaciones, etc.

    Por este motivo y como los gobiernos no ven más allá de sus propios intereses, deben de existir personas o entidades que los defienda, que hagan saber a la sociedad la importancia que tienen los grandes simios, velar por sus derechos, denunciar los crímenes que se cometen contra ellos, alzar santuarios donde sean protegidos, acabar con su cautividad y hacer entender a esos propios gobiernos que su protección es indispensable para el propio conocimiento de la humanidad.

     

    ¿Por qué los simios están en posición tan peligrosa?

    Precisamente porque estamos tan mecanizados, tan metidos en nuestros propios asuntos y en unas políticas de agresión al medio natural y a todos los seres vivos que comparten este planeta, que no nos paramos a pensar que si el bosque que tenemos junto a nuestra casa desaparece y con ellos las especies que en el habitan, mañana las trombas de agua no podrán ser paradas y absorbidas por las raíces y en consecuencia nuestros hogares serán inundados o arrasados por el lodo. Es un ejemplo, pero esto lo podemos extrapolar a nivel global.

    Con ello quiero decir, que nos estamos cargando los bosques tropicales y con ellos a todos sus habitantes, incluidos los grandes simios y las poblaciones indígenas. Las talas avanzan de una forma abrumadora y mortal. A ello se une el uso del monocultivo de la Palma de Aceite, que se emplea para cosméticos, alimentación pero sobre todo sus frutos se explotan para la utilización de biocombustibles, una energía supuestamente “verde” que origina un verdadero crimen contra la humanidad y contra la Tierra, ya que expulsan de sus tierras a las poblaciones indígenas, asesinan incluso a sus líderes para que no exista resistencia, acaban con todos los seres vivos incluidos los grandes simios.

    ¿Qué le dirías a aquellos que piensan que la experimentación con simios es positiva para la sociedad?

    Que desde luego están equivocados, porque existen métodos muchos más rápidos, más fiables, más seguros y económicos, como ejemplo cultivos in vitro de células, tejidos y órganos obtenidos de cadáveres y cirugía plástica y un gran cantidad de métodos alternativos con muy diversas aplicaciones. No es necesario el sufrimiento de animales como perros, primates y otros seres vivos, cuando existe suficiente tecnología para desarrollar los ensayos necesarios de los nuevos fármacos o cosméticos, sin que el dolor y el sufrimiento de seres inocentes al servicio de nuestro ego estén presentes y mucho menos desde luego en los primates.

     

    ¿Existe peligro de desaparición?

    Nosotros hemos comprobado que las poblaciones de gorilas y chimpancés están disminuyendo de forma alarmante en muchas zonas donde habitan por la destrucción de su hábitat principalmente, el virus ébola, el tráfico de especies, su caza para alimentación y la práctica de monocultivo de palma de aceite. Naciones Unidas ya ha lanzado un llamamiento que ha quedado olvidado ante tantos problemas sociales que por desgracia estamos viviendo por la ineptitud de nuestros políticos y muchos lugares de la Tierra. El linaje de los grandes simios se extingue y con él la oportunidad de conocer nuestra propia historia en la evolución. No olvidemos, que detrás de ellos, iremos nosotros. La familia de los homínidos  a la que los grandes simios y nosotros pertenecemos, se está tambaleando en el borde del abismo.

     

    El Proyecto Gran Simio tiene muchos años de historia ya. ¿La situación ha mejorado desde que te embarcaste en la aventura?

    Algo ha cambiado, pero no tanto como se hubiera deseado. A pesar de todos los esfuerzos, los grandes simios están desapareciendo para siempre y aunque cada vez que hay un estudio científico en el que nos demuestra nuestro acercamiento hacia ellos tanto en genética como en lo social sale publicado en la mayoría de los medios (antes no), los grandes simios sin una Ley que no ha llegado a pesar de ser aprobado por el Congreso de los Diputados en 2008, siguen estando en pésimas condiciones, tratándolos como objetos en lugar de sujetos, cautivos en jaulas y en espacios reducidos. Ya hay informes científicos que demuestran que el 90 % de los grandes simios encerrados en zoológicos, están de alguna forma enfermos mentales con numerosos comportamientos repetitivos ajenos a su especie, deprimidos.

    Se ha avanzado, pero se necesita dar pasos valientes y reconocer los derechos fundamentales de los grandes simios. Es un reto a la esperanza y una lucha que continua a favor de nuestros hermanos evolutivos.

     

    Así es Pedro Pozas

    Naturalista, investigador, crítico, aventurero, ecologista y animalista convencido, ciudadano del mundo, director ejecutivo y coordinador del Proyecto Gran Simio (GAP/PGS-España) y escritor de nacimiento. Lucha por defender la igualdad, romper la barrera más allá de las especies, por los derechos de los grandes simios y del resto de los seres vivos, por la conservación de las selvas tropicales y la defensa de sus pueblos indígenas y sus campesinos verdaderos héroes de la Tierra, por la defensa de los derechos de los cetáceos que son los grandes simios de océano.



  • Comparte esta noticia en:

  • Escriba un comentario:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


    SÍGUENOS

    NEWSLETTER



       
       
      - Inicio
    - Colmenar Viejo
    - Tres Cantos
    - Deportes
    - Edición Impresa
    - Descargar número de este mes
    - Edición Impresa
         
    © Innovaciones Periodísticas S.L. 2012 | Contacto | Publicidad
    Diseño web: XeRouStudio