Inicio / Opinión

Carta a una amiga: Pero qué ilusa eres, María Antonia

Cómo puedes creer que la justicia es igual para todos viendo lo que ves y gobernando quién gobierna. No te vale con la cantidad de chorizos de alto standing libres
    • J.J. Sarmiento
    • |
    • 23 de febrero de 2017

    Querida María Antonia

    Estaba ansioso por escribirte esta carta. Hacía tiempo que anhelaba comentarte una serie de cuestiones de la vida misma, esta que nos ha tocado vivir, pero que iba aparcando hasta encontrar el mejor momento. Pues qué vamos a hacer, creo que ese momento ha llegado y aquí me tienes, lápiz en  mano (porque yo soy de los antiguos) y tratando de romper ese cristal con el que te cubres la mayor parte de las ocasiones para no ver nada de lo que te rodea.

    Tu siempre me comentabas que la justicia, esa que imparten los jueces (la otra ya sabemos que tampoco), venías a decirme que al justicia era justa, igualita para todo ser viviente y yo siempre te discutía que no y te llamaba ilusa. Bueno, pues qué quieres que te diga, María Antonia, Los últimos casos vividos, los últimos acontecimientos judiciales me dan más la razón que nunca.

    Si hasta ahora hemos vivido situaciones judiciales de lo más dantescas e irrisorias que te puedes echar a la cara, lo último ya ha sido el cachondeo total. Tu puedes creerte que elementos como Blesa, Rato, Griñan, Chaves, Camp y una larga lista de chorizos y estafadores continúen en la calle? No es para llorar? No te das cuenta que cada vez que sale a la palestra un juez con dos… el gobierno se inventa una falacia para apartarle del caso? No me digas que la justicia es igual para todos. Cómo puedes creer que la justicia es igual para todos viendo lo que ves y gobernando quién gobierna. No te vale con la cantidad de chorizos de alto standing libres.

    Lo de la princesa esa borbónica y lo del Urdangarín, ya clama al cielo. A una la dicen que no es responsable y sin embargo la obligan a devolver 265.000 euros que se apropió indebidamente. En qué quedamos, si se los apropió y los tiene que devolver es que cometió un delito. No soy jurista pero creo que es de cajón. En cuanto al consorte, que quieres que te diga, pisará la cárcel para conocer su ubicación, pero poco más.

    Tu qué crees que te ocurriría a ti, como socia de una empresa de tu marido, que ha estafado a diestro y siniestro, y no como en el otro caso que lo han hecho en nombre de la monarquía, esa que nos imponen. Yo te lo diré María Antonia, irías a la cárcel, incluso antes de ser juzgada, como medida cautelar. Posteriormente si te dijeran que pagando unos cientos de miles de euros te libraría de las rejas, volverías a prisión, porque tu no dispones de tanto dinero. Ves cómo la justicia es para los políticos y ricos muy diferente de cómo podría ser para ti.

    Podríamos hablar de casos sueltos de estos últimos tiempos, casos como el de esa mujer que se encontró una tarjeta de crédito y compró unos pañales para su niño y terminó dando con sus huesos en la cárcel. Podemos hablar de ese otro caso que robó una pequeña cantidad para poder comprarse comida y terminó con sus huesos en prisión. Podemos hablar de ese hombre, ya rehabilitado y con familia, que cometió un error hace años como consecuencia de su adicción, pero que ahora debe ingresar entre rejas.

    Pero también podemos hablar de ese presidente murciano, acusado a diestro y siniestro por un fiscal valiente al que el gobierno decide sustituir para que otro continúe con la instrucción. O también, María Antonia, de esos que ya hemos nombrado, Rato y Blesa entre otros, disfrutando del aire libre y espiritual. Todos esos que estafaron con esas tarjetas black, pero que como pueden devolver lo robado continúan con sus triquiñuelas. Y tantos y tantos 3%, con partidos político que incluso ganan elecciones y preferenciales y construcciones faraónicas que no sirven “pa na” y partidos financiados ilegalmente y empresarios que navegan por las cloacas para conseguir sus fines.

    Y todavía sigues pensando que al justicia es igualita “pa to el mundo”? Pues no, María Antonia. Esta justicia es una broma de mal gusto, totalmente manipulada por el poder y puesta en manos de los más poderosos, de los que evaden y Montoro les allana el camino, de los que roban, pero que no pasa nada porque lo hicieron por un fin bueno y saludable, de los que tienen sus dineros en paraísos fiscales pero que lo niegan una y otra vez. De esos que hablan de igualdad y respetos pero ellos no lo tienen por el pueblo y priman y potencian la desigualdad.

    En definitiva, querida María Antonia, que estamos jodidos. Mientras esta panda de pepeteros, protegidos por los de color naranja y los de la rosa partida, sigan haciendo de las suyas y mantengan el poder, vamos de culo. Mientras esto siga así, tu por olvidarte incluir en la declaración una mínima cantidad lo vas a pagar con creces, mientras que aquellos que seguirán robando y sustrayendo dinero público, disfrutarán de su audaz y perspicaz situación de protección navegando por mares azules.

    Qué ilusa eres María Antonia.



  • Comparte esta noticia en:

  • Escriba un comentario:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


    SÍGUENOS

    NEWSLETTER



       
       
      - Inicio
    - Colmenar Viejo
    - Tres Cantos
    - Deportes
    - Edición Impresa
    - Descargar número de este mes
    - Edición Impresa
         
    © Innovaciones Periodísticas S.L. 2012 | Contacto | Publicidad
    Diseño web: XeRouStudio