Inicio / Colmenar Viejo

La Mancomunidad que gestiona el vertedero proyecta su ampliación

La nueva ampliación se extiende hacia el sur, acercándose a Tres Cantos y ampliaría su vida útil. De momento solo Ganemos Colmenar y Tres Cantos presentan alegaciones a esta ampliación
    • Redacción
    • |
    • 10 de octubre de 2018

    Aunque todos los grupos municipales de Colmenar Viejo se manifestaron en su momento en contra de la ampliación del vertedero, incluso de que se mantenga en el municipio, lo cierto es que los primeros rumores de ampliación de este centro de residuos solamente ha hecho que movieran ficha las formaciones de Ganemos de Colmenar Viejo y Tres Cantos, con las que intentarán frenar esta ampliación.

    La Mancomunidad del Noroeste, conformada por representantes de todos los municipios que vierten sus basuras en este centro, menos Colmenar Viejo, está proyectando esta ampliación, que se extendería hacia el sur, concretamente hacia el municipio de Tres Cantos, lo que permitiría una prolongación de la vida útil del mismo.

    Ante este hecho, solamente Ganemos Colmenar Viejo y Tres Cantos, han sido las únicas formaciones que han acordado presentar alegaciones a este proyecto de ampliación. Ambas candidaturas de unidad popular han denunciado públicamente el “oscurantismo con el que se ha realizado esta propuesta y para presentar alternativas encaminadas a frenar este proyecto”.

    Esta ocultación de la ampliación por parte de los dos gobierno municipales, ambos del PP, es para Federico Mas, concejal de la formación tricantina “inadmisible, ya que teniendo conocimiento de que ya existe un proyecto sobre la mesa, los dos ayuntamientos más afectados nos lo hayan ocultado, máxime cuando el alcalde de Tres Cantos, Jesús Moreno, si es parte de la Mancomunidad”. Por su parte, Pablo Aldama, responsable de Medio Ambiente de la formación colmenareña, ha lanzado la advertencia de que “un nuevo vertedero supone perpetuar un modelo con graves consecuencias tanto para el medio ambiente como para la salud. Colmenareños y tricantinos merecen una política alternativa de residuos que no convierta a nuestros pueblos en el vertedero de toda la Comunidad”.

    En el escrito que acompaña a las alegaciones presentadas por ambas candidaturas populares denuncian que este vertedero lleva décadas funcionando como centro de recogida de todas las basuras de los municipio de la zona norte, incluyendo Alcobendas y San Sebastián de los Reyes, que por su envergadura poblacional son los que más toneladas depositan, situación que ha perjudicado gravemente a Colmenar Viejo que es el municipio que más ha tenido que sufrir todas las compensaciones negativas de esta instalación.

    Por lo tanto, consideran que esta antigüedad “no es criterio suficiente ni deseable para el mantenimiento o construcción de nuevas instalaciones en esta ubicación”. Por esta razón, dicho criterio genera efectos perversos, “siendo el más grave que ubicaciones seleccionadas en momentos pasados, cuando no se tenían en cuenta criterios de impacto ambiental, se mantengan”.

    Ganemos defiende la alternativa “Residuo Cero” porque “es fácilmente identificable por la ciudadanía, sintetiza una práctica internacional que se manifiesta en plantas de compostaje y el quinto contenedor. Plantea un paradigma nuevo en el que los residuos se contemplan como un recurso, como una fuente de materia prima, y no como basura que enterrar en vertederos, o que quemar en incineradoras”.

     

    ALEGACIONES

    Al Área de Control Integrado de la Contaminación de la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio

     

    Exp.: AAI-5018

    10-OIAC-00063.0/2018

    TRÁMITES PREVIOS

    D. Mariano Martín García,  Portavoz del Grupo Municipal Ganemos Colmenar  con domicilio a efectos de notificación en Ayuntamiento de Colmenar Viejo, en relación al “Documento inicial del proyecto”, remitido por la MANCOMUNIDAD DE MUNICIPIOS DEL NOROESTE relativo a la ampliación del depósito controlado de Colmenar Viejo, consistente en un proyecto construcción de un nuevo vaso de vertido (Fase V), en el término municipal de Colmenar Viejo, presenta las siguientes

    SUGERENCIAS PARA LA ELABORACIÓN DEL ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL QUE SE INCLUIRÁ EN LA AUTORIZACIÓN AMBIENTAL INTEGRADA RELATIVO A LA AMPLIACIÓN DEL DEPÓSITO CONTROLADO DE COLMENAR VIEJO, CONSISTENTE EN UN PROYECTO DE CONSTRUCCIÓN DE UN NUEVO VASO DE VERTIDO (FASE V):

    PRIMERO: La tramitación ambiental para la ampliación del Vertedero de Colmenar Viejo debe contar con la propuesta de un Plan de Residuos que explique cómo se van a tratar los residuos en la zona noroeste por parte de la Mancomunidad. El proyecto sobre el que se pide opinión contempla sólo un propuesta de infraestructura, que se concreta por el momento con un proyecto para la construcción de un nuevo vaso.

    Debe proponerse un plan de residuos integral en el que se concrete cómo se va a dar cumplimiento a los objetivos de reducción de vertido.

    SEGUNDO: Decisiones de este calado deben contar con la participación de la ciudadanía desde sus fases iniciales, y por tanto es exigible que se elabore el mencionado Plan de Gestión de Residuos donde se incluyan los objetivos y medidas que van a ponerse en marcha para alcanzar los objetivos legales actuales y futuros, según la normativa europea, y más allá de estos objetivos, dar una solución al grave problema ambiental que supone la insostenible gestión de residuos que se está realizando en estos momentos, donde la mayoría de los residuos no están siendo reutilizados o reciclados.

    En este sentido pedimos que se inicie el proceso de participación ciudadana para la recogida de propuestas y sugerencias, con anterioridad a la presentación de un proyecto de infraestructuras.

    TERCERO: Respecto del criterio de selección de la ubicación del proyecto de ampliación del vertedero de residuos urbanos de Colmenar Viejo (Fase V)

    La existencia actual de un vertedero, con más de 30 años a sus espaldas, no es criterio suficiente ni deseable para el mantenimiento o construcción de nuevas instalaciones en dicha ubicación.

    Este criterio genera efectos perversos, siendo el más grave que ubicaciones seleccionadas en momentos pasados, cuando no se tenían en cuenta criterios de impacto ambiental, se mantengan. Es necesario evaluar periódicamente los impactos que una instalación de tratamiento de residuos, máxime cuando se plantea la construcción de un nuevo vaso. A entender de Ganemos Colmenar, el criterio antes mencionado no puede servir como herramienta para no aplicar los criterios de impacto ambiental y especialmente los de características del medio físico. En ese sentido, la Estrategia debe contemplar la excepción de que no podrán instalarse nuevas plantas, en espacios en los que se hubiera instalado en el pasado una planta de tratamiento en un espacio en el que por el medio físico donde se encuentra localizada no lo hiciera aconsejable a día de hoy.  A entender de esta administración la gestión de los residuos por parte de la Mancomunidad del Noroeste debe ir encaminada a corregir la presencia de instalaciones de tratamiento de Residuos en espacios que a todas luces generan un impacto ambiental de enormes proporciones, y que de haberse adoptado los criterios, ahora sí contemplados, nunca se habría procedido a la instalación de una infraestructura de estas características.

    La segunda consecuencia que se deriva del mantenimiento de infraestructuras preexistentes, o de la construcción de nuevas en las mismas ubicaciones, es que no se minimiza el impacto de un planta de tratamiento de residuos en el tiempo. Evidentemente no es la misma carga ambiental ni genera los mismos impactos en la salud de las poblaciones cercanas soportar los impactos de un macrovertedero durante un número limitado de año, que hacerlo durante largos periodos. En ese sentido, la construcción de un nuevo vaso, no puede ni debe contemplar como un criterio preferente la preexistencia de instalaciones, sino que debe considerar la presencia prolongada en el tiempo como un criterio de descarte para la ampliación, el mantenimiento o la apertura de nuevas instalaciones de tratamiento de residuos.

    Cabe destacar, que en el caso del Vertedero de Colmenar Viejo, que la ubicación actual genera un riesgo de contaminación de aguas superficiales y subterráneas. En concreto los cauces superficiales de los arroyos del Salobral y del Cerro de la Ollera, éste último incluso canalizado con motivo de la construcción del vaso de la fase IV. Existen, además otros cursos de agua menor superficiales, por no hablar de la presencia de importantísimos acuíferos bajo la superficie que pueden verse afectados con el lógico riesgo de accidentes por deficiencias, por ejemplo, en la impermeabilización de los vasos.

    CUARTO: La recuperación paisajística como horizonte de las infraestructuras de tratamiento de residuos

    La normativa europea y la Estrategia de Residuos de la Comunidad de Madrid son claros en cuanto a que para 2020 se habrá eliminado prácticamente la descarga en vertederos, y en consecuencia se procederá a su cierre. En ese sentido, es imprescindible la recuperación de los suelos contaminados, y la recuperación del paisaje en aquellos espacios que hayan soportado infraestructuras de este tipo por un periodo largo de tiempo. Así Ganemos Colmenar entiende que tres décadas de acoger solidariamente una instalación de tratamiento de residuos de varios municipios debe tener un horizonte temporal pasado el cual, hay que devolver la naturaleza al estado en que se encontraba. Por ello sólo queda una solución: SELLADO, CLAUSURA Y CIERRE DEFINITIVO DE LOS VERTEDEROS agotado su periodo de uso. En ese sentido se debe apostar por el sellado de las celdas que supondría el confinamiento de residuos y de los gases. Esto previene la posible contaminación originada por emisiones ó lixiviados de sustancias contaminantes, que se originen. En este mismo sentido se considera que tras el sellado, se debe llevar a cabo una revegetación que disminuya la erosión. Y además de la revegetación, entendemos que el plan debe garantizar el relleno con tierras, de forma que los vertederos clausurados queden incorporados al paisaje.

    QUINTO: Impactos en el patrimonio arqueológico y en los caminos históricos

    Otro elemento a tener en cuenta en el análisis del medio físico es la posible afectación a distintos e importantes yacimientos arqueológicos presentes en una zona, o a las redes de caminos de trashumancia o caminos de la antigüedad.

    SEXTO: Cierre de instalaciones existentes de residuos

    Tal y como establece la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados en su ANEXO V, un Plan Autonómico de gestión de residuos debe especificar el cierre de las instalaciones existentes de residuos que se van a producir.

    Sin embargo, este proyecto de ampliación prolonga la vida útil de la Planta de Colmenar Viejo, sin fijar un calendario para su cierre.

    SÉPTIMO: Medio físico

    Cabe recordar que existen una serie de criterios que desaconsejan para la ubicación de instalaciones para la gestión de residuos la ubicación propuesta. A continuación se citan algunos de ellos:

    a. Se dará preferencia a la ubicación de nuevas instalaciones relacionadas con la gestión de residuos lejos de los espacios o ámbitos que cuentan con alguna figura de protección o tengan un especial valor ambiental. Precisamente la ubicación actual está en las proximidades de parajes y espacios de alto valor ambiental, como por ejemplo, el pico de San Pedro o la Dehesa de Navalvillar, recientemente declaradas Reserva de la Biosfera por la Unesco.

    b. Zonas inundables: no se autorizarán nuevas instalaciones de tratamiento y gestión de residuos en terrenos con probabilidad de inundación alta o media, conforme a las definiciones que de las mismas realiza el Real Decreto 903/2010 de evaluación y gestión de riesgos de inundación. Precisamente la ubicación actual se encuentra sobre el arroyo de la Ollera, con los riesgos que puede suponer de cara a la inundación del nuevo vaso.

    c. Para la protección de los recursos hídricos se debe tener en cuenta la presencia de aguas superficiales o subterráneas vulnerables. En este sentido se recuerda que el vertedero localizado en Colmenar Viejo está junto a aguas subterráneas y en línea con una falla geológica.

    d. Para proteger los ecosistemas fluviales y la calidad de las aguas no se permitirá ninguna actuación, incluyendo playas de acopio de residuos o de almacenamiento de materiales, a menos de 100 metros de las riberas de cauces fluviales. Como ya se ha mencionado antes, debe tenerse en cuenta la ubicación del vertedero de Colmenar Viejo junto a los cauces superficiales de los arroyos del Salobral y del Cerro de la Ollera.

    e. En la implantación de infraestructuras se tendrá en cuenta el valor paisajístico, geológico, arqueológico o cultural del emplazamiento. Y precisamente la ubicación actual está localizada junto a los yacimientos arqueológicos de Colmenar Viejo del periodo hispano-visigodo con una importante necrópolis junto a la ubicación actual.

    f. Para minimizar el impacto visual de las instalaciones, no se permitirá la ubicación de nuevas infraestructuras en una franja de 100 metros a cada lado de la plataforma en carreteras de primer orden (autovías y autopistas) y tren de alta velocidad, incluyendo las playas de acopio de residuos o almacenamiento de materiales. En ese sentido, la proximidad con la Autovía M-607 del actual vertedero de Colmenar Viejo hace desaconsejable el mantenimiento de la instalación. Por otro lado, el vertedero está ubicado junto a las vías del tren de alta velocidad, haciendo totalmente desaconsejable el mantenimiento de dicha ubicación, y mucho menos las instalación de un nuevo vaso.

    g. Proximidad a núcleos urbanos. La ubicación actual es excesivamente próxima a las poblaciones de Colmenar Viejo y Tres Cantos, en algunos casos de dan distancias de menos de dos kilómetros.

    OCTAVO: Vida útil

    El proyecto de ampliación estima una vida útil de más de 4 años para el nuevo vaso proyectado. Parece claro que dado que la vida útil de la instalación es baja para la inversión que conlleva, y seguramente desde la Mancomunidad se podrían proponer ubicaciones con un impacto ambiental más reducido y donde se puedan instalar infraestructuras con una vida mayor y orientadas al reciclaje, compostaje y reutilización de los residuos.

     

    En base a lo expuesto, SOLICITAMOS que la Mancomunidad del Noroeste:

    PRIMERO: proceda al SELLADO, CLAUSURA Y CIERRE DEFINITIVO DEL VERTEDERO DE COLMENAR VIEJO.

    SEGUNDO: Que redacte un plan de gestión de residuos, que lejos de mantener un modelo en el que se entierra la basura, ésta se contemple como una fuente de materia prima apostando por plantas de compostaje, reciclaje y reutilización de los residuos, fomentando la separación en origen y la incorporación del quinto contenedor en los municipios que actualmente vierten en el vertedero de Colmenar Viejo.

    TERCERO: Así mismo, hacemos mención a la necesidad de apostar por políticas encaminadas al RESIDUO CERO, que minimizan la necesidad de vertederos y renuncian a las incineradoras como método de tratamiento.

    CUARTO: Que solamente una vez redactado el Plan de Gestión de Residuos de la mancomunidad se establezcan las infraestructuras necesarias y su ubicación, que en ningún caso pueden corresponderse con la ampliación de un vaso en la zona propuesta por los riesgos ambientales y para la salud de las personas que supone.



  • Comparte esta noticia en:

  • Escriba un comentario:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


    SÍGUENOS

    NEWSLETTER



       
       
      - Inicio
    - Colmenar Viejo
    - Tres Cantos
    - Deportes
    - Edición Impresa
    - Descargar número de este mes
    - Edición Impresa
         
    © Innovaciones Periodísticas S.L. 2012 | Contacto | Publicidad
    Diseño web: XeRouStudio