Inicio / Opinión

Los recortes sanitarios de Cifuentes

La presidenta madrileña continúa con sus recortes económicos a los hospitales públicos mientras sube los conciertos con las entidades privadas
    • Lorenzo Cuesta
    • |
    • 8 de marzo de 2017

    Que la política de recortes del PP continúa a toda vela, es una realidad que nadie puede poner en duda. Ellos continúan con su política de masacrar a los sectores más débiles del país y los hacen con consentimientos de gran parte de estos, que posteriormente son los afectados, porque no tengamos la menor duda, que muchos de los votos que recibe la derecha, o mejor dicho, la casi extrema derecha española, provienen de los sectores más vilipendiados por ellos. Incompresible pero cierto.

    En Estados Unidos han sido muchas las mujeres y emigrantes que han votado a un fascista que tienen por presidente, cuando han sido alguno de los sectores más denostados por el propio Trump. Pues en España suele ocurrir lo mismo. Sin llegar a lo del presidente americano, el gobierno español navega en un mar cálido, sujetado por estos votos que les permiten seguir haciendo de las suyas, financiaciones ilegales, fomentar la corrupción, subvencionar a grupos ultras y decenas de temas más, todo ello caminando por una alfombra azul que le sujetan PSOE y Ciudadanos. ¡Aleluya¡.

    Y hablando de subvenciones a grupos ultras. Esto es lo que ha venido ocurriendo y ocurre en la Comunidad de Madrid, gobernada por el PP con el apoyo de sus jóvenes promesas de C’s. Durante años se ha dilapidado el dinero en subvenciones a “asociaciones” xenófobas como Hazteoír, mientras se ha permitido la dilapidación de la sanidad pública, con alevosía, porque no hay que olvidar que la práctica totalidad de los dirigentes populares acuden a hospitales privados, ya que se lo puede permitir, o cierran plantas de públicos para ser atendidos.

    Pues hablando se sanidad, volvemos, en pleno año 2017, cuando nos quieren vender esos de que ya ha pasado la crisis, a nuevos recortes sanitarios en la región madrileña. La presidenta madrileña continúa con sus recortes económicos a los hospitales públicos mientras sube los conciertos con las entidades privadas. Una realidad que queda constatada con datos, tal como se publica en prensa.

    Cristina Cifuentes ha recortado recursos y dinero a 23 de los 29 hospitales públicos, gestionados directamente, otros dos repiten y tres han visto incrementado algo sus recursos, tal como figura en el proyecto de presupuestos para este año durante lo que va de este año 2017. Todo ello con el apoyo de otro recortador de los público como C’s.

    Por el contrario, las ayudas a los centros hospitalarios privatizados y a sus concesionarias han aumentado o se han mantenido. Actualmente, cinco centro públicos se encuentran en manos privadas, a los que el erario público transfiere fondos, cantidades que varían en función de los contratos o convenios firmados entre el Gobierno y las sociedades concesionarias. Solo la Fundación Jiménez de Díaz (de IDC Salud, la antigua Capio) ya crece en 50 millones de euros (un 16%). Los de Valdemoro, Móstoles –también de IDC– y Torrejón –Sanitas– calcan el dinero que se les presupuesta. El último en llegar, el de Collado Villalba decrece 1,5 millones (un 3,4%).

    En la sanidad pública, de gestión directa, se pueden apreciar muchos casos donde el deterioro por falta de mantenimiento es clarificador. Se puede poner como ejemplo el hospital de La Paz, que tiene 29 millones menos en bienes y servicios. Por el contrario aparecen 7 millones en tratamientos de hepatitis C, a cambio de destinar 9 menos a medicamentos de alto impacto económico, antiinfecciosos y oncológicos. La Paz recibirá cuatro millones para inversiones en el edificio, frente a los 1,4 anteriores: al fin y al cabo se le están cayendo, literalmente, los techos como hace una semana  en la unidad de cardiología. Caso similar ocurre con el 12 de Octubre, que ante la carencia de inversión en mantenimiento se le derrumban los techos.

    Otro ejemplo de estos recortes del gobierno de Cristina Cifuentes es lo que ha ocurrido con el hospital Infanta Leonor, que se ha integrado con otro pequeño centro, Virgen de la Torre, con un presupuesto que no a lo ambos centros manejaban por separado anteriormente. Para contraponer un poco estos desmanes sanitarios del gobierno regional, los tres centros que cuentan con un presupuesto algo mayor al del año pasado son el ramón y Cajal, el Gregorio Marañón y el José Germain.

    Este es el gobierno que elegimos los madrileños, un gobierno que parece ser que no nos importa lo más mínimo que tengamos que esperar meses y meses, incluso años, para algunas pruebas hospitalarias, porque aun así, les seguimos votando. Qué pena. Ver como unas siglas concretas dilapida y recorta todos los derechos, todos los servicios por los que tanto hemos luchado el pueblo, me duele profundamente. Ojala este dolor sea también sensible para aquellos que les siguen dando el voto de confianza.



  • Comparte esta noticia en:

  • Escriba un comentario:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


    SÍGUENOS

    NEWSLETTER



       
       
      - Inicio
    - Colmenar Viejo
    - Tres Cantos
    - Deportes
    - Edición Impresa
    - Descargar número de este mes
    - Edición Impresa
         
    © Innovaciones Periodísticas S.L. 2012 | Contacto | Publicidad
    Diseño web: XeRouStudio