Inicio / Opinión

PP, PSOE y Cs propician el resurgimiento de la extrema derecha

Los tres principales grupos de la derecha española provocan, con sus políticas sobre Catalunya, que los grupos nazis y fascistas alcen de nuevo sus banderas con total impunidad
    • J. Eladio Ruizperez
    • |
    • 3 de noviembre de 2017

    La alianza de los tres principales partidos de la derecha española contra Catalunya (PP, PSOE y Cs) está desempolvando el baúl de los viejos recuerdos franquistas y propiciando que las extrema derecha española vuelva a amanecer en las calles de las principales capitales de España, enarbolando sus símbolos nazis y fascistas con total impunidad.

    España debería mirarse al espejo de otros países de la Unión Europea donde la extrema derecha ha resurgido de las cenizas, consiguiendo unos resultados electorales que les permiten, incluso, decidir quien gobierna. Los nuevos tiempos que vivimos de tornan oscuros, sí, mucho más de lo que ya lo están. Las políticas conservadoras de los gobiernos de gran parte de Europa, son los principales valedores de que se desempolven las banderas cargadas de odio y de muerte ante la total pasividad de los líderes europeo, en muchos casos no muy alejados de estas tesis.

    La realidad política española no se escapa de este “fenómeno”, mucho más favorecido por el actual gobierno del PP, ultraconservador y con muchos sujetos en sus filas que añoran el franquismo. Un gobierno que nunca ha querido condenar la dictadura franquista, ni dar sepultura a todos los asesinados que anidan en las cunetas cubiertos de sangre y balas.

    Pero de este “fenómeno” del resurgir del fascismo y de los grupos nazis no solamente es responsable el actual gobierno y su principal aliado, Ciudadanos, que sí lo son en un tanto por ciento muy amplio. También el PSOE, situado a lo largo de la historia democrática de este país en un espacio político que podríamos denominar centro-derecha, está contribuyendo de manera especial a esta proliferación gracias a su pacto con PP y Cs para desarrollar políticas ultraconservadoras en Catalunya y aplicar medidas que están generando un grave amanecer día tras día, con encarcelamientos políticos, represión y otras lindezas que nos alejan del diálogo.

    Estos tres partidos, junto a otros conservadores catalanes o vascos, se les llena mucho la boca cuando hablan de aplicar y respetar la Constitución Española, sin embargo, son los primeros en incumplir numerosos preceptos y artículos de esta Carta Magna ya caducada y pasada de fecha (Vivienda digna, Educación gratuita, Sanidad para todos, etc).

    La tozudez independentista catalana, aunque algunos de los partidos que la defiende sea contrarios a la autodeterminación. La negativa de todos ellos a propulsar un diálogo que permita transcurrir por otras vías. La unión de los partidos de la derecha española (PP, PSOE y Cs) para aplicar un artículo de la Constitución dudosamente democrático y que permite a quienes gobiernan el país y a sus aliados políticos, destituir cargos y gobierno electos democráticamente para poner a otros elegidos a dedo. El encarcelamiento de personajes públicos de manera tan arbitraria.

    Todas estas posturas políticas y otras de recortes que vienen haciéndose desde hace años, son los principales ingredientes para que estos grupos nazis y fascistas salgan a la calle, berreen y masacren a la población ante el pasotismo del actual gobierno y sus aliados y que decir de la propia policía, esa que desalojaba a la fuerza y a porrazos y con bolas de goma a personas que protestaban pacíficamente sentados en la entrada de colegios.

    Esta es la verdadera realidad de lo que ocurre en este país. Un país donde la población que sufre los grandes recortes aplicados por el PP. Una población que sufre un paro descomunal, donde el trabajo temporal y casi regalado se ha convertido en el verdadero adalid de las empresas para hacer dinero a raudales, mientras la pobreza en España se dispara a números escalofriantes. Una población donde se desahucia con total impunidad mientras le regalamos a los bancos miles de millones.

    Una población, en definitiva, que a pesar de sufrir todo lo que sufre, sigue depositado, de manera mayoritaria, su confianza en los partidos corruptos, con dirigentes que han sustraído dinero público a raudales y continúan en la calle viviendo a sus anchas. Un país, donde esos políticos corruptos forman parte de formaciones políticas corruptas, financiadas ilegalmente, con dinero negro que han utilizado para ganar elecciones y que encima presumen de ser democráticos. Un país que se llama España y que mantiene la corrupción como estandarte vitoreada por una gran parte de la población. Siento pena de su futuro.



  • Comparte esta noticia en:

  • Escriba un comentario:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


    SÍGUENOS

    NEWSLETTER



       
       
      - Inicio
    - Colmenar Viejo
    - Tres Cantos
    - Deportes
    - Edición Impresa
    - Descargar número de este mes
    - Edición Impresa
         
    © Innovaciones Periodísticas S.L. 2012 | Contacto | Publicidad
    Diseño web: XeRouStudio