Inicio / Colmenar Viejo

Sin sorpresas en la aprobación del presupuesto municipal

La coalición PP-PSOE saca adelante un presupuesto marcado por el nulo debate político y planificado para aceptar el 100% de las enmiendas socialistas
    • L. Campano
    • |
    • 4 de diciembre de 2017

    Las cartas estaban boca arriba incluso antes de que el equipo de gobierno del PP presentara el proyecto del presupuesto para 2018 y como ya había adelantado este periódico hace unos días, con motivo de un artículo sobre las enmiendas que presentaban los grupos de la oposición, el PSOE, iba a apoyar, de manera incondicional, un presupuesto hecho a medida de ambas formaciones políticas, PP y PSOE, con acuerdos muy claros, aunque todo debería parecer que se debía a la aprobación del 100% de las enmiendas presentadas.

    Aunque en el alegato final el alcalde acusó a algún grupo de no querer dialogar, lo cierto es que, la falta de diálogo con los otros tres grupos de la oposición (Ganemos, Ciudadanos y UPyD) fue una de las principales críticas de estas formaciones, que igualmente se quejaron del escaso tiempo (20 minutos en total) que tenían para exponer sus planteamientos en este presupuesto, un mínimo tiempo impuesto por el PP y el PSOE en la Comisión y el apoyo de UPyD, que pidió perdón en el pleno, ya que su voto se debió a un error, según manifestó su portavoz.

    Nulo debate político

    Pero lo más significativo de este debate fue como el gobierno municipal había desarrollado un presupuesto a imagen de las enmiendas del PSOE. Así se lo expresó la responsable de Economía de Ganemos, que calificó la maniobra de mercadillo, ya que incluso el PP había retirado una partida íntegra de Seguridad Social (203.003 euros) para cubrir una enmienda del PSOE. Por esta razón, desde el grupo de la izquierda local se calificaba el presupuesto de falacia.

    Pero no solamente se trataba de un presupuesto hecho para contentar al otro grupo como el PSOE, lo cierto es que en el pleno extraordinario convocado para su aprobación, se echó de menos el debate político, algo que sí se ha venido dando en otras ocasiones, pero que en los últimos años los grupos políticos adolecen de concejales preparados para hacer planteamientos políticos y no solamente numéricos al presupuesto municipal, solamente Paloma López, de Ganemos, en su exposición final y con escaso tiempo de intervención dejó unas pinceladas claras de lo que es la política presupuestaria y no solo los números que figuran en ingresos y gastos.

    Presupuesto basado en el “y si…”

    Dos conceptos primordiales son los que predominan y marcan el crecimiento para 2018, como ya hemos informado en este periódico cuando adelantamos los números presupuestarios. Dos conceptos, por otro lado, muy criticados por la oposición no gubernamental, porque estaban basados en previsiones o promesas que aún no se habían consolidado, razón por la cual, algunos portavoces se preguntaban qué ocurriría “y si…”, frase también utilizada por el alcalde para criticar alguna enmienda de Ciudadanos.

    Como señalábamos, los más de 41 millones de euros que reflejan los ingresos del presupuesto aprobado y que significa un crecimiento en torno al 20% respecto al año 2017, se encuentran reflejado en dos conceptos previsibles. Por un lado, este crecimiento se basa en la venta de patrimonio municipal, concretamente suelo por un valor superior a los dos millones de euros, según las previsiones del equipo de gobierno. En segundo lugar se encuentra el montante global más importante de este crecimiento, el que se refiere a las transferencias de capital provenientes de otras administraciones y que en este caso se refiere al Plan Regional de Inversiones con más de 4 millones de euros, de los que hasta el momento solamente se han recibido el 25%.

    Con estas previsiones, la concejala de Hacienda del PP calificó este crecimiento de responsable, un crecimiento que en su opinión se fundamentaba en cuatro pilares, la recuperación, la incorporación de remanente, el Plan de Inversiones y la enajenación de suelo. En lo que se refiere a gastos, cuya subida dijo superar el 25%, hay que señalar que algunas partidas relativas a inversiones están pendientes de que los pronósticos de venta de suelo y transferencias se cumplan en su totalidad, especialmente las inversiones para el Polígono Sur o la zona de El Cerrillo, pendientes del Prisma.

    Criterios muy diferentes

    Es cierto que los criterios, respecto a este presupuesto y a estas subidas, son muy diferentes dependiendo quien los analice, si son PP o PSOE, o por el contrario lo hacen los otros grupos de la oposición. En este sentido, el análisis que hacía el portavoz de UPyD era poco halagüeño, ya que en su opinión, este presupuesto había variado muy poco del anterior, porque el aumento estaba basado en previsiones y no en realidades, mientras que en el apartado de inversiones, el interés político programático ha primado por encima de los intereses ciudadanos.

    En términos similares se refería Ciudadanos, que calificaba el aumento real en una subida de 275.000 euros, ya que el resto estaba motivado por previsiones, lo que fijaba las inversiones en unos escasos 602.009 euros, porque la mayoría de las programadas quedaban pendientes de que se cumplieran los requisitos de la venta y de las transferencia.

    Por parte del PSOE, su portavoz, como si formara parte del equipo de gobierno, defendió el presupuesto que presentaba el PP, porque en su opinión, crecía significativamente, sin criticar las previsiones de los dos principales conceptos que favorecían este crecimiento, calificando el actual momento como bueno para vender patrimonio público, lo que significaba comenzar a salir del pozo generado en 2012.

    Sin duda alguna, Ganemos, fue el grupo más crítico con el estado presupuestario, al que calificó de falacia su portavoz por basar el aumento en motivos coyunturales, porque como ya se había demostrado, no había que fiarse del Prisma. Además, acusó al equipo de gobierno de presupuestar miles de millones que no son capaces de ejecutar, como ha ocurrido con el presupuesto de 2017, donde han dejado más de 9 millones de euros de gastar, como tenían programados.

    Finalmente se cumplieron los pronósticos que hizo este periódico la semana pasada, de que el PP no iba a tener problemas para aprobar el presupuesto ya que con toda seguridad contaría con el apoyo del PSOE, su principal aliado gubernamental y que ha demostrado, una vez más, la buena sintonía que existe entre estas dos formaciones de la derecha colmenareña. Por el contrario, las otras tres formaciones se opusieron.



  • Comparte esta noticia en:

  • Escriba un comentario:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

    *

    Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


    SÍGUENOS

    NEWSLETTER



       
       
      - Inicio
    - Colmenar Viejo
    - Tres Cantos
    - Deportes
    - Edición Impresa
    - Descargar número de este mes
    - Edición Impresa
         
    © Innovaciones Periodísticas S.L. 2012 | Contacto | Publicidad
    Diseño web: XeRouStudio